lamiradadelmamut

maneras de mirar


1 comentario

Fotografía hecha por mujeres: Lola Álvarez Bravo

lolaaa-1024x801

Lola Álvarez Bravo es una de las primeras fotógrafas mejicanas y la más prolífica. Su  variada carrera se extendió a lo largo de cincuenta años y en ella combinó la fotografía comercial y la enseñanza junto con la exploración de sus intereses artísticos. Lola fue  una mujer y artista extraordinaria, que tuvo que luchar con gran tesón por derribar los roles establecidos para las mujeres en su Méjico natal. Hablamos de 1930 , donde el mero hecho de trabajar  te enfrentaba a la sociedad entera.

” Había mujeres artistas pero se suponía que no debían trabajar en la calle sino en el estudio”

La gran complejidad de su obra revela su interés por el surrealismo y el uso vanguardista del fotomontaje, así como su dominio en una variedad de géneros. Gran admiradora de fotógrafos como Edward WestonTina ModottiHenry Cartier Bresson entre otros, Álvarez Bravo consiguió emprender una carrera independiente que tocó una amplia variedad de temas: imágenes documentales de la vida cotidiana y la pobreza en zonas rurales y calles de las ciudades de Méjico, retratos de grandes intelectuales, escultura o arquitectura. Sus imágenes están delicadamente salpicadas de ironía y juegos visuales, fue una de las figuras clave del movimiento mejicano postrevolucionario.

Durante toda su vida mantuvo amistad con un nutrido grupo de intelectuales y formó parte de un dinámico círculo de artistas: Diego Rivera, Frida Kahlo, Rufino Tamayo, Maria Izquierdo, o David Alfaro Siquerios.

“Las mujeres que trabajábamos y lográbamos hacer algo, y que nos respetaran dentro de nuestro trabajo y por nuestro esfuerzo, éramos muy pocas.”

lolaalvarezbravo3

“Pespunteando en la brisa”, 1930s

Captura de pantalla 2015-09-18 a la(s) 13.57.47

“El sueño de los pobres”, fotomontaje,1935. Sigue leyendo


3 comentarios

Lisette Model, la otra cara del Glamour.(Fotografía hecha por mujeres VII)

lisetteself1

“Fotografío todo lo que me atrae. Y es esa atracción la que me guía. Me acerco y disparo. No cambio nada, ni añado nada, casi siempre dejo cosas fuera del encuadre, simplifico, por supuesto. Simplifico mucho”.L.M.

Lisette Model, nació como Elise Amelie Felicie Stern el 10 de Noviembre de 1901,en Viena. Dos años después de su nacimiento su familia cambio el apellido judío Stern por el de Seybert. De familia acomodada orientó sus estudios hacia la música con Arnold Schoenberg.

En 1924, tras la muerte de su padre Lisette se va a vivir a Paris, allí conoce al que sería su marido el pintor condtructivista de origen ruso Evsa Model, miembro del movimiento Cercle et Carré (Circulo y Cuadrado) junto a Piet Mondrian. En 1933, abandona la música y comienza a estudiar pintura con Andre Lhote y por razones meramente económicas se inicia en la fotografía con su hermana Olga y con su amiga Rogi André primera mujer de André Kertész, quien le enseña a usar una Rolleiflex.

model_niza2

En un viaje a Niza en 1934, a visitar a su madre, Model realiza una de sus series más conocidas en el “Promenade des Anglais. Un retrato de la decadente y ociosa burguesía residente en la Costa azul. Algunas de estas fotos son publicadas en 1935 en el periódico pro-comunista “Regards”. Sigue leyendo


4 comentarios

Fotografía hecha por mujeres III: Las pioneras, nacidas antes de 1900

Innovadoras, revolucionarias o hechizadas por la ciencia. He aquí otra muestra del trabajo de mujeres increíblemente avanzadas a su tiempo. Cuyas inquietudes e intereses tan dispares, han contribuido de manera indudable, a nuestra visión del mundo, y con ello, a la historia de la fotografía. Es tan grande su aportación, que no puedo evitar pensar lo insignificante de mi existencia en comparación con estas audaces mujeres, tan solo me reconforta el saber, que estoy poniendo mi granito de arena en la divulgación de su obra.

1. Louise Dahl-Wolfe nacida de padres noruegos el 9 de noviembre de 1895 en San Francisco, es conocida, en primer lugar, por su trabajo para Harper’s Bazaar.  lisa-fonssagrives-in-haut-couture-carnegies-king-tut-hat-1945-louise-dahl-wolfe-archive Sigue leyendo


24 comentarios

Fotografía hecha por mujeres I: Las pioneras, nacidas antes de 1900

Acabamos de celebrar el Día de la Mujer y este tipo de celebraciones siempre me generan sentimientos encontrados. Esta muy bien conmemorar un día en el que los derechos de las mujeres son reivindicados, sobre todo cuando aun queda tanto por hacer. Lo que no me acaba de convencer, es que sea tan solo por un día que pensemos en ello, debería de estar presente diariamente en nuestras vidas. Ha sido necesario que jóvenes como Emma Watson despojen del sentido despectivo a la palabra “feminismo“, recordándonos a todos que si apoyas la igualdad, entonces eres feminista. Muchos  de nosotros, afortunados pobladores de algunos lugares del planeta como Europa o Estados Unidos, podemos pensar que la igualdad de género, hoy en el siglo XXI, esta superada. Equivocadamente muchos piensan que el problema es ajeno a nosotros y lo comparan con ejemplos extremos como la situación de las mujeres en Afganistan. Lo cierto es que hoy en día, en nuestro tecnológico mundo globalizado, no solo en los países mas desfavorecidos azotados por fundamentalísimos religiosos o tradiciones ancestrales bestiales como la ablación, existe desigualdad, yo a eso no lo llamo desigualdad, sino crímenes brutales. A todos nos repugnan y escandalizan las violaciones en grupo que ocurren en la India cada dos por tres, pero nadie hace nada cuando el Obispo de Alcalá de Henares suelta por la boca frases como “El feminismo ideológico es un paso en el proceso de deconstrucción de la persona”. Sin ir más lejos, gracias a Stieg Larsson  caímos en que, en la “supercivilizada” y “superejemplar” Suecia también ocurren salvajadas de género. ¡Pero si hasta  Patricia Arquette tiene que salir en los Oscars reivindicando la igualdad de salario desde el Olimpo de Hollywood! En estos momentos muchas adolescentes en el instituto de tu barrio están siendo acosadas  y maltratadas a golpe de whatsup  por “hombres que no aman a las mujeres” .

Me declaro en contra de juzgar una obra de arte por el sexo, la raza, la edad o incluso la simpatía de su creador (Picasso, por ejemplo). Por eso siempre he sido reacia a las etiquetas que diferencian el arte creado por mujeres, ya que cualquier diferenciación es por definición contraría a la igualdad. Visto como esta el patio, he cambiado de opinion y ha nacido en mi un creciente interés por el trabajo de muchas mujeres que se dedicaron a la fotografía profesionalmente en los albores de la lucha social e ideológica de la mujer. He estado investigando y documentando sobre su trabajo y sus vidas, desgraciadamente en ciertos aspectos creo que estamos retrocediendo. Por ahí si que no paso. Por mi hija y por todas las niñas del mundo me uno a la batalla, se llame feminismo, se llame lucha por la igualdad de genero o como lo quieran etiquetar. Me pongo la mascara de gorila y me uno a la guerrilla.

Superado mi rechazo inicial a este tipo de clasificaciones, voy a ir publicando una recopilación de mujeres fotógrafas. Muchas de ellas serán más conocidas que otras y seguro que me dejo a muchas en el tintero. Lo que es seguro, es que a todas las debemos mucho, por contribuir con sus distintas miradas a una visión mas amplia del mundo. La influencia en sus coetáneos masculinos y en generaciones posteriores es indiscutible. Empezaré por orden cronológico, por aquellas que nacieron antes del comienzo del siglo XX, pioneras y “raras avis” en un trabajo y en un mundo masculino. Aquí tenéis las cinco primeras: Sigue leyendo